HISTORIAS

Compartir publicación

ALBERGUES / DE AMOR

Desamor en La Lenin

Historias de amor hay muchas, pero historias de desamor hay más… y no hay adolescente que no haya vivido una pena, bien guardada en el olvido o estampada en un diario o en el recuerdo persistente de los años dorados. Más de uno sufrió una decepción o vivió un amor no correspondido, o se aterrorizó al momento de asumir y lo calló… así como le pasó a miles, me pasó a mí, y no porque faltara atractivo, sino porque faltaba certeza, esa seguridad con que anda uno después de varios golpes y no teme la cercanía del objeto de su afecto…

Pues mi historia de desamor nació un poco antes de La Lenin. Meses antes de dar las pruebas de ingreso para el incipiente pre de ciencias exactas. Con la cabeza llena de aspiraciones y sueños y el corazón rebosante y nuevo, sin saber de sobresaltos ni rechazos, sin conocer ni imaginar siquiera lo extraño y complicado que podía llegar a ser enamorarse, perderse entre un tumulto de pálpitos y reencontrarse desmadejado y tembloroso ante un vacío… es indescriptible y mucho más cuando ha pasado tanto tiempo y ya el corazón sabe de muchas batallas.

Pero remontémonos al tiempo en que todo comenzaba, cuando casi niños y casi adultos, pero ninguna de las dos cosas, nos encontramos de causalidad en una parada cerca de la vieja secundaria. Era un ex compañero de clases, no debía causarme ningún sobresalto, no tenía porqué impresionarme, asustarme ni paralizarme, sin embargo sentí como una corriente fría me recorría el espinazo y el sudor arrebató las libretas de mis manos, para caer junto a sus pies y casi golpearnos las sienes… como una película.

De pronto nos pusimos a conversar, y descubrimos la feliz coincidencia de que ambos habíamos postulado a La Lenin y estábamos en pleno proceso de preparación para los exámenes. Genial excusa para concertar día y hora para estudiar, aquellas difíciles ecuaciones matemáticas. Pero creo que ambos compartimos la misma sensación inesperada porque comenzamos a buscarnos con cualquier pretexto, para vernos todos los días. Fuimos a fiestas, que entonces se hacían en plena calle, nos juntamos a nadar, nos visitamos sorpresivamente en varias ocasiones. Hubo silencios incómodos, esos que te hacen sudar y decir estupideces en lugar de la frase que tanto has practicado ante el espejo, pero no nos atrevimos nunca a romper esa leve muralla de cristal.

La verdad es que yo no tenía la menor idea de cómo reaccionar. Mi madre, tan conservadora, veía aquellos encuentros con ojos muy suspicaces, no me dio las mejores instrucciones para sobrellevar mis miedos y yo no me di cuenta que al temerle lo estaba evitando. Así que de un modo u otro él debió perder interés o creer que solo me interesaba como amigo, porque los encuentros se hicieron más espaciados y luego llegaron los exámenes y las vacaciones. Lo peor, pues eso en lugar de enfriar mis expectativas, solo hizo que creciera la ansiedad. El saber que ambos entraríamos a la misma escuela después de tanto tiempo me tenía ilusionada, pensando que al estar lejos de la influencia conservadora de mi madre y en la relativa libertad de la beca todo seria más fácil. Y lo mejor es que lo podría ver todos los días, aunque no estábamos en la misma unidad, no importaba… no elegimos la misma especialidad, no importaba… tampoco tendríamos en común el mismo comedor, pero no importaba… porque estaba la biblioteca, el hospital, el teatro, las plazas, los jardines, los pasillos amplios y los bancos recónditos, y lo mejor de todo, las noches de los jueves, la Recreación. Suficientes espacios y tiempo para poder encontrarnos de nuevo, sin obstáculos, sin miedo, sin las miradas desconfiadas de las madres.

Así que, recuerdo, aquella primera Recreación las muchachas del albergue de 10° estaban buscando el mejor delineador de ojos, para lucir mujeres, para llamar la atención de los de grados superiores. Yo las miraba ensimismada en mi infantil idea de que esa sería la noche mía, mi oportunidad. Hecha un manojo de nervios esperando frente al albergue a que él llegara directamente para decirme todo lo que yo sabía que tenía que decir y que nunca más olvidaría, para después, escondidos entre la multitud de la plaza de formación, tomarnos fugazmente las manos y darnos un mucho más fugaz primer beso, eléctrico, tierno, sublime…

Ufff… que ingenua, no tenía más referente que mis propios sentimientos y mis propios sueños. No me imaginaba aún que el amor adolescente puede durar lo mismo que una avalancha o un ciclón… es bello y fulminante mientras existe y puede morir y renacer tantas veces con la misma fuerza destructora… con la misma belleza… No sabía que el amor no llega igual para todos. Así que esa noche, la primera semana de lo que creía libertad, fui presa de la mayor decepción del mundo, cuando entre los uniformes que bailaban al ritmo de la época, veía acercarse su silueta tan conocida , yo temblando, entre las camisas azules, paso firme, entre las medias blancas, yo sosteniendo la mirada, sus ojos claros como agua, ahora mirando hacia otro lado… extendiendo la mano hacia otra persona… ya no más al alcance de mi vista, mucho menos al alcance de mis labios, yo ahogando un nudo imposible en mi garganta, presenciando como se volvió ajeno lo que creía para mí.

Para qué contar, me quise morir, quise renunciar, me quise cambiar de unidad, de escuela, porque para colmo ella estudiaba en el aula de al lado, y los veía juntos todo el tiempo. Y los odiaba y los imaginaba fracasando en su falso y patético amor. Y culpaba a mi madre por sus ideas retrógradas, y a la nueva novia porque era menos temerosa que yo. A él porque no tuvo paciencia y valor para romper esa coraza de miedo, inseguridad e inexperiencia míos. A mí, en fin, por ingenua, por tonta, por cobarde, por ciega.

Así, los recuerdos suenan muy cursis, pero cuando tienes 15 años no piensas de otro modo. Sueñas mucho y no quieres despertar. Y para despertar a veces necesitas esos golpetazos que estremecen hasta tus cimientos. Después de eso me encerré y no dejé entrar a nadie. Tuve muchos amigos, supe de varios “pretendientes”, tuve algunos acercamientos románticos, pero ninguno prosperó porque faltaba el ingrediente principal… deshacer esa yaga doliente.

Pasaron los años, hice muchas estupideces, aprendí muchas cosas, me di muchos golpes… finalmente me gradué de La Lenin y ya había logrado olvidar aquel primer amor que me revolvió la cabeza y las entrañas. Entré a la universidad, desaté mis alas y conocí que amar se puede de múltiples maneras, y que uno se cae y se levanta. Observé mejor y aprendí más. Bajé la coraza y abrí la puerta, eché fuera los miedos y me dejé llevar. Me volví a enamorar, sin miedo, varias veces más. Total, esa brisa fresca es adictiva, ese desasosiego, terremoto y paz… es único y cada vez que pasa nos inyecta de vida. Aprendí a disfrutar cada minuto, no juzgar, no temer.

El tiempo pasó. A él lo vi una vez, cuando fui a su universidad, donde estudiaba mi novio entonces. Me lo encontré en un pasillo, sentado, me detuve a saludarlo y conversamos como si nada, luego me fui y no lo vi más. Y uno se queda pensando en como se borran las heridas y queda una sensación de complicidad en el fondo de una sonrisa. Por eso, después del tiempo, ya no culpo a nadie, ni guardo rencor, ni nada. Solo lamento haber perdido esa amistad que pudo permanecer. Lamento que estemos tan dispersos en el mundo y no podamos reencontrarnos y reunirnos para contarnos estas y otras tantas anécdotas y reír, repuestos ya del susto y del dolor o de la culpa.

Me gustaría verlo de nuevo, seguramente, para saber qué piensa él de esta historia, que quizás recuerde desde su propia vivencia, donde yo no era protagonista, sino una sombra de algo que para él fue (quisiera creerlo) un primer batir de alas…

Compartir publicación

Deja una respuesta

Lost Password

Register


Anónimo

Por favor complete los campos requeridos
Por favor, selecciona al menos dos imágenes


javascript return (0)

Condiciones

Con la inscripción en lalenin.cOm manifiestas estar de acuerdo con las condiciones aquí citadas. Si no estás de acuerdo con las condiciones generales de uso debes tenerlo en cuenta antes de hacer una inscripción. Lo siguiente es que los Alumnos que utilicen el servicio (a partir de ahora Usuario/s) deben asegurar frente a lalenin.com haber cumplido los 16 años. Este sitio no es recomendable para menores de 13 años. (Leer más sobre este tema en nuestra Política de Confidencialidad o Privacidad)

El Usuario asegura inscribirse en el sitio con sus datos personales reales y no con falsos, y especialmente no utilizar ninguna identidad personal ajena.

Descripción de los servicios y de sus alcances
(1) lalenin.cOm es una plataforma gratuita de red social y comunicación en internet, en la que los Usuarios, principalmente estudiantes de la Escuela Vocacional Lenin, pueden participar en la formación y mantenimiento de amistades que puedan establecer con otros contactos y comunicarse con ellos. Un Usuario tiene la posibilidad de inscribirse, invitar a otros conocidos o amigos a su red virtual y buscar a otras personas (Usuarios) dentro de la plataforma, cuyos perfiles figuran en una base de datos central.

(2) Los Usuarios pueden ver los perfiles de otros Usuarios y establecer contacto con ellos. En este caso rige y salvaguarda la política de los buenos usos y costumbres. Está prohibida la simulación de una identidad ajena así como distintas manifestaciones ofensivas, racistas o denigrantes.

Uso y protección de datos
(1) El Usuario se declara conforme a través de la inscripción con las siguientes normas que aparecen para la utilización de sus datos personales e información personal por lalenin.cOm

(2) lalenin.cOm almacena la información personal de sus usuarios, la cual proviene de los datos que los mismos han enviado. El Usuario se declara conforme con que sus datos personales sean almacenados electrónicamente por lalenin.cOm.

(3) La información de la página “Mi Perfil” será vista por otros usuarios. El Usuario concede para esto su consentimiento y decide por sí mismo qué información figurará en la página “Mi Perfil”. Él tiene para ello la posibilidad de establecer qué otros usuarios pueden ver en tu página “Mi Perfil” a través del marco de funcionalidades de las “Opciones”

(4) El sistema utiliza cookies para almacenar información en tu máquina. Dichos cookies no contienen ninguna información sobre tus datos.

Obligaciones y responsabilidades de lalenin.com
(1) lalenin.cOm no se hace responsable de la autenticidad del contenido de los datos de cualquier inscripción ni de los del perfil del Usuario ni del contenido generado por éste. lalenin.cOm no se hace responsable de abusos ocasionales de la información.

(2) El webmaster intentará borrar o modificar todo material ofensivo lo antes posible a pesar de la dificultad de revisar cada publicación en particular. Debe aceptar que cada publicación expresa el punto de vista y opinión de quien lo expresó y no el de lalenin.cOm (a excepción de las publicaciones propias)

Obligaciones y responsabilidades de los usuarios
(1) El Usuario es el único responsable del contenido de su inscripción y con esto de la información que pone a disposición sobre sí mismo. El Usuario se compromete a que los datos ofrecidos a lalenin.cOm corresponden con los reales y describen al usuario personalmente. Además el Usuario asegura que el uso que haga de lalenin.cOm no tendrá fines comerciales, así como tampoco utilizará los datos de terceras personas con objetivos comerciales ni de publicidad.

(2) El Usuario se compromete a tratar confidencialmente los e-mails y otros mensajes y hacerlos accesibles a terceras personas solo con el permiso expreso por escrito del remitente. Esto sirve también en lo referido a nombres, teléfonos, números de fax, datos de direcciones, de e-mails y/o otras URL.

(3) En lo sucesivo el usuario se compromete a no usar el servicio fraudulentamente, en especial:

– no divulgar de alguna forma material ilegal o información semejante. En especial en lo que afecta a contenidos pornográficos, racistas, que vayan contra grupos sociales o que sigan alguna línea de las mencionadas, así como también los que contravengan las leyes vigentes o atenten contra las buenas costumbres.

– no utilizarlo para molestar a otros usuarios, para amenazarlos o para atentar contra los derechos de terceros (incluídos los derechos personales).

– no introducir virus informáticos (software infectado) en el sistema o cualquier tipo de software u otro material que esté protegido por derechos de autor, a no ser que tenga derecho a ello o los permisos necesarios para ello.

– no usarlo de ninguna forma o modo que influya negativamente en la disponibilidad del servicio para los otros usuarios.

– no interceptar ni hacer intentos de ello, e-mails o mensajes de cualquier tipo de otros usuarios.

– no efectuar ninguna cadena de e-mails, ni sistemas de envío con efecto rebote o campañas de marketing.

– no enviar mensajes ni e-mails que tengan fines publicitarios.

Política de Privacidad de lalenin.cOm

Esta Política de Confidencialidad está diseñada para informarte acerca de nuestras prácticas relacionadas con la obtención, el uso y la divulgación de la información que puedes proporcionar a través de este sitio de Internet. Asegúratee de leer esta Política de Confidencialidad por completo antes de usar o ingresar información en este sitio. Este sitio está destinado a alumnos de la Escuela Vocacional Lenin (IPVCE Lenin) en la Habana Cuba.

Tu consentimiento
Al utilizar este sitio, aceptas los términos de esta Política de Confidencialidad. Cuando introduces información a través de este sitio, aceptas la obtención, el uso y la divulgación de esa información de acuerdo con esta Política de Confidencialidad.

Acerca de los niños
Este sitio no está destinado a niños menores de 13 años de edad. No obtendremos de forma intencionada información personal a través de este sitio de Internet de los visitantes que estén en una edad incluida en ese grupo. Sin embargo, obtendremos información acerca de los niños y bebés, a través de sus padres. Solicitamos que nuestros usuarios no provean información sobre un bebé o un niño, si no cuentan primero con el consentimiento de sus padres. Alentamos a los padres a que hablen con sus hijos acerca del uso de Internet y de la información que divulgan en los sitios de Internet.

La información que proporcionas
En algunas áreas de este sitio podría solicitársete que introduzcas información personal para que puedas beneficiarte de materiales específicos (como suscripciones a boletines, consejos/ideas, etc) o para que participes en una actividad en particular (como un encuentro o un concierto, etc). Se te indicará cuál información es obligatoria y cuál es opcional.

Obtención pasiva de información
Al navegar por nuestro sitio, podría obtenerse cierto tipo de información anónima de manera pasiva (es decir, obtenida sin que proporciones activamente dicha información) utilizando varias tecnologías, como las cookies, las etiquetas de Internet o el contador de visitantes, y la obtención de datos de navegación (archivos de registro, registros del servidor, clickstream). Tu navegador de Internet transmite automáticamente a este sitio parte de esa información anónima, como la dirección del sitio de Internet que acabas de visitar, la dirección del Protocolo de Internet (IP) y la versión actual del navegador de tu computadora. Este sitio también podría obtener información anónima de tu computadora a través de las cookies y etiquetas de Internet o los contadores de visitantes. Puedes programar tu navegador para que te notifique cuando se envía una cookie o para rechazar las cookies en general, pero ciertas funciones de este sitio podrían no funcionar sin las cookies.

Este sitio puede utilizar y combinar esa información anónima recolectada de forma pasiva para proporcionar un servicio mejor a los visitantes del sitio, adaptar el sitio en función de sus preferencias, compilar y analizar estadísticas y tendencias, o de otro modo administrar y mejorar el sitio para su beneficio. A veces podemos combinar información personal con información recolectada de forma pasiva para poder personalizar las ofertas y el sitio para nuestros usuarios (por ejemplo, la información combinada puede permitirnos recomendarte artículos o fotos basados en lo que te gustó anteriormente).

Uso y divulgación de la información
Excepto cuando se indique lo contrario, podemos usar la información obtenida a través de este sitio de Internet para mejorar el contenido de nuestro sitio, adaptar el sitio a sus preferencias, transmitirle información a los usuarios (en caso de que se haya solicitado), para propósitos de publicidad interna o para cualquier otro propósito especificado. Además, podríamos hacer uso completo de toda la información adquirida a través de este sitio que no sea información personal identificable, pero solo para fines internos del sitio como publicidad propia, etc y nunca para sitios terceros. lalenin.cOm es completamente independiente y no está afiliada a ningún otro sitio de internet.

Acceso público
Nuestro sitio también tiene áreas públicas tales como un Chat y una función donde se te pide que compartas tus comentarios con otros usuarios del sitio. Recuerda que cualquier información que compartas en esas áreas se hace pública.

Acceso, correción y eliminación
Para mantener exacta, actualizada y completa la información personal que hayas proporcionado a través de este sitio, comunícate con nosotros como se especifica más abajo y tomaremos las medidas necesarias para actualizar o corregir esa información que se encuentra en nuestras manos, o para eliminar tu información de nuestra lista de contactos.

Seguridad
Este sitio toma las medidas razonables para proteger la información personal tal como la transmites a nuestro sitio y proteger tal información de pérdida, uso inadecuado y acceso sin autorización, divulgación, alteración o destrucción. Debes tener en cuenta que ninguna transmisión de Internet es completamente segura o está libre de errores. En particular, el envío de correos electrónicos desde o hacia nuestro sitio puede no ser seguro. Enlaces a otros sitios de Internet

Este sitio puede contener enlaces o referencias a otros sitios de Internet a los que esta Política de Confidencialidad no aplique. Te exhortamos a que leas la política de confidencialidad de cada sitio de Internet que visitas.

Cómo comunicarte con nosotros
Si tienes preguntas, comentarios, solicitudes o inquietudes relacionadas con esta Política de Confidencialidad o con las prácticas de información de este sitio, o si te gustaría que se te eliminara de las comunicaciones futuras, por favor, comunícate con nosotros a través de webmaster@lalenin.com o usando nuestro Formulario de Contacto

Modificaciones a esta política de Confidencialidad
Si esta Política de Confidencialidad se modifica, la política revisada se publicará en este sitio. Favor de verificar periódicamente y, especialmente, antes de proporcionar cualquier tipo de información personal.

 

Preguntas Frecuentes

Cómo puedo publicar un artículo en lalenin.cOm?

Para publicar un artículo primero debes saber qué categoría deseas que tenga (si es una historia o anécdota, una opinión personal, una noticia…). En el menú principal en dichas categorías, al final, aparece un enlace dispuesto para la publicación.

Nota: Todos los artículos serán revisados antes de proceder a su publicación.

Para publicar ahora en la lenin.cOm, PULSA AQUÍ

Cómo puedo publicar fotos?

Para publicar una o varias fotos primero debes saber qué categoría deseas que tenga (si es de una graduación*, de un encuentro, de la escuela…). En el menú principal en dichas categorías, al final, aparece un enlace dispuesto para la publicación.

Nota: Entiéndase “Graduación” todas las fotos relacionadas con un curso específico. Puede incluir fotos de albergues, recreación, estudio, etc. Todas las imágenes serán revisadas antes de proceder a su publicación.

Para publicar fotos en la lenin.cOm, PULSA AQUÍ

Qué es "Gente de la Lenin"?

Gente de la Lenin es una sección donde queremos destacar los logros alcanzados por, tal y como dice su nombre, gente de la Lenin. Egresados de éxitos tanto empresariales como profesionales, educativos, etc.

Nos encantaría que aparecieses y para ello, PULSA AQUÍ

Cómo puedo contactar con lalenin.cOm?

Al final de la página aparece un menú llamado “SOBRE EL SITIO” donde encontrarás un enlace para contactarnos.

Si deseas enviarnos un mensaje ahora PULSA AQUÍ

Por qué no encuentro fotos de mi graduación?

Lamentablemente hemos perdido muchos datos en el antiguo servidor así como en facebook, donde nos cerraron sin previo aviso unos perfiles en los que teníamos muchos álbumes de distintas graduaciones. Esperamos la colaboración de todos y que nos envíen todas las fotos que tengan para actualizar la web.

Como agregar un Video?

Proximamente en funcionamiento.