Vocacional de evocaciones

Compartir publicación

NOTICIAS / REPORTES / TESTIMONIOS

Vocacional de evocaciones

Aprender de las ciencias y hacerlas desde las aulas fue la idea renovadora de Fidel que impulsó la creación de los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas. Ese sueño de un nuevo bachiller ya rebasa las cuatro décadas

HOLGUÍN.— Mima, la dietista, anda contenta por estos días y hasta se cree lo de «jefa de obra» cada vez que señala al administrador un detalle para resolver dentro del Centro de Elaboración, casi totalmente remozado, y con dos calderas «nuevecitas», que ahora sí son «lo máximo porque se controlan por botones».

Algo similar sucede con la profe Ana Arango, de Biología, quien debe asegurar que la plaza de la escuela quede impecable para la celebración. Minerva Álvarez tiene que secarse unas lágrimas cuando asegura que su vida ha transcurrido en estos pasillos, moldeando «un barro en bruto para recoger personalidades destacadas de este país».

En el Complejo Educacional José Martí, de la capital provincial —que hoy incluye un preuniversitario urbano, una secundaria y la Formadora de Maestros—, nadie permanece ajeno a los preparativos para celebrar el aniversario 40 de su fundación como escuela vocacional. Para todos es una inspiración aquel 1ro. de septiembre de 1977, cuando Fidel, bajo un torrencial aguacero, pronunció el discurso inaugural.

«Él inclinaba la cabeza y el chorro de agua rodaba por su gorra, pero recuerdo su risa al romper los papeles y decir: “¡ella no va a poder más que nosotros!” Nadie se movió de su silla, aunque se destrozaban los peinados, el uniforme, las medias blancas… y teníamos la sensación del hundimiento de las patas de las sillas en el fango», rememora la profesora universitaria Ileana Concepción, entonces alumna de la institución que abrigaría a alumnos desde séptimo hasta duodécimo grado.

Los «profes» tienen la palabra

Aunque Minerva Álvarez lleva 32 años como profesora de este centro, tuvo la dicha de ser una de las alumnas que vio al Comandante tan cerca como para contar hoy que «nadie se quejó de haberse mojado, de que se nos rompieran los zapatos; al contrario, todos estábamos felices y no queríamos lavar la blusa o la camisa porque él nos había abrazado», cuenta.

Por aquella época, Luis Santiesteban impartía Geografía y también estuvo entre las cerca de cinco mil personas que asistieron a la inauguración. Para él es una satisfacción encontrarse con sus antiguos alumnos y que le digan: «Profe, fíjese si ha pasado el tiempo, que usted está canoso, pero nosotros estamos calvos».

La activa Ana Arango parece conocer al dedillo toda la historia, y destaca el rigor profesional de aquellos tiempos, al punto de que «para poder trabajar aquí se hacían concursos de oposición». Y añade: «Era una escuela diferente, con asignaturas y bibliografías para elevar la especialización de los estudiantes».

Los muchachos de entonces

«¿Tú no eres Yanet, la del 97, la novia de Alejandro, la bailarina?», le preguntan muchas veces a Yanet Hidalgo, experimentada cirujana del Hospital Pediátrico de Holguín, antes o después de una operación a alguno de los hijos de un antiguo compañero.

«Mi grupo era una mezcla divina de chicos de tres provincias, la mayoría con un altísimo coeficiente de inteligencia. Gente increíble, de esas que traían dulce de coco y pan con bistec para toda la semana y lo repartían el mismo domingo, sin la menor dificultad. Compartíamos todo, y la mayoría de las veces traía a las muchachitas el fin de semana a mi casa, para que no quedaran solas en el albergue», cuenta con nostalgia.

Oreste Mariño, experto en cirugía refractiva, de cataratas y trasplante de córnea, del Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer, recuerda, además de los torneos de básquet, las ruedas de casino y las conquistas amorosas, el sentido del compañerismo y la camaradería: «La unidad lo era todo: si había problemas, nos ayudábamos; si había alegría, formábamos parte de ella; la tristeza de uno era también la de todos. Si buscas con detenimiento verás que enfrentaste allí las situaciones más disímiles y en unos cuantos instantes te encontrarás con deseos eternos de regresar».

El Doctor en Ciencias en la especialidad de Matemática, Ricardo Abreu, guarda evocaciones del sitio en que incluso germinó el amor que dio como resultado una familia con dos hijos: «Recordamos con agrado los círculos de interés, las labores agrícolas en Mayabe, que más que un trabajo, lo tomábamos como un paseo; las tardes de lecturas en el Centro de Documentación, donde tuvimos nuestro primer acercamiento a la literatura clásica universal, las cenas martianas… Y alguna que otra travesura, como las escapadas al Valle», asevera.

Artistas, investigadores, diplomáticos, ministros, literatos… también crecieron en sus aulas. Osvaldo Doimeadios, entre los más populares humoristas cubanos, defendió su vocación estudiando en la José Martí: «Cuando llegué, opté por la manifestación de teatro, pero estaban los de octavo y todos tenían los personajes. Así que me pasaba dos meses por allí, nadie me notaba y me iba. Volvía al año siguiente y pasaba lo mismo. Hasta que todos se graduaron, y entonces yo entré», cuenta quien asegura haber consolidado allí «amistades que hoy somos como familia».

Para el tenor Yuri Hernández fue decisivo su paso por esta institución, no solo por la seriedad ante el estudio y la disciplina adquiridas, sino porque «fue allí donde me llené de valor, rompí el miedo escénico que me corroía y me lancé a los escenarios como artista, participando en los festivales de la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media. En ellos obtuve mis primeros premios como cantante».

El periodista del semanario ¡ahora! Nelson Rodríguez conserva en su memoria momentos decisivos del país mientras estudiaba en esta escuela, como las Tribunas Abiertas por el regreso de Elián González y el Juramento de Baraguá. Por su parte, Aracelys Avilés, investigadora de la Casa del Caribe, en Santiago de Cuba, lo que más extraña es «cuando nos poníamos a cantar en la plaza; dormir en un cuarto piso y ver el sol al amanecer; cuando mi Unidad le ganaba a otra en un juego de voleibol y yo estaba ahí gritando desaforadamente».

Con nostalgia rememora el escritor e historiador Ernesto Limia: «Allí leí mi primer libro, conocí a varios de los más grandes de mis amigos, tuve mi primer amor; formé parte de un grupo de teatro, practiqué artes marciales; le huí al huerto; impartí una clase sobre el papel de la personalidad en la historia que me llevó a un encuentro nacional de monitores en la vocacional Lenin. Varios profesores marcaron mi vida: unos porque me salvaron cuando era travieso en demasía, como Fernando Doimeadios y Jorge Luis Cuba, y otros porque formaron mi vocación dentro de la literatura».

Retos de hoy

Una manera de reconocer el valor y trascendencia de la institución, es que buena parte de sus estructuras han sido sometidas a un proceso de mantenimiento y reparación, el cual incluyó tres torres docentes, con cambio de carpintería y pintura; así como la instalación de un sistema nuevo en la Casa de Calderas y la recuperación de la cisterna con capacidad para un millón trescientos mil litros de agua, con dos turbinas nuevas y un hipoclorador. El «monte» de las banderas, el obelisco de Martí, el alumbrado exterior e interior, la red eléctrica y la plaza dedicada a las ciencias exactas, están entre las acciones constructivas ejecutadas.

No obstante, debe prestarse especial atención al hecho de que el remozamiento no sirva solamente para lucir el mejor rostro al visitante, sino que resulte en verdadero confort para estudiantes y trabajadores, y que las labores que se desarrollarán en los próximos meses (el tabloncillo de gimnasia, el teatro general, el gimnasio olímpico) se realicen con la calidad de terminación óptima.

El Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas José Martí hoy no abriga a 4 500 estudiantes, como en su época fundacional. Este 4 de septiembre acogerá apenas a 1 117 alumnos, de ellos 434 de nuevo ingreso; pero el reto que tiene por delante es similar al que declarara el Comandante en Jefe cuatro décadas atrás. Bien lo sabe el profesor de Física y fundador Fernando Doimeadios, quien advierte que un desafío grande es «rescatar el trabajo científico, porque tanto los estudiantes como los profesores tienen que investigar; y lo mismo debe suceder con el movimiento cultural, el trabajo en los laboratorios, y debemos elevar los resultados en los concursos nacionales e internacionales. Esos son los objetivos de un preuniversitario de Ciencias Exactas».

Fuente: Juventud Rebelde
Liudmiela Peña Herrera
digital@juventudrebelde.cu
http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-08-31/vocacional-de-evocaciones

Compartir publicación

Deja una respuesta

Lost Password

Register


Anónimo

Por favor complete los campos requeridos
Por favor, selecciona al menos dos imágenes


javascript return (0)

Condiciones

Con la inscripción en lalenin.cOm manifiestas estar de acuerdo con las condiciones aquí citadas. Si no estás de acuerdo con las condiciones generales de uso debes tenerlo en cuenta antes de hacer una inscripción. Lo siguiente es que los Alumnos que utilicen el servicio (a partir de ahora Usuario/s) deben asegurar frente a lalenin.com haber cumplido los 16 años. Este sitio no es recomendable para menores de 13 años. (Leer más sobre este tema en nuestra Política de Confidencialidad o Privacidad)

El Usuario asegura inscribirse en el sitio con sus datos personales reales y no con falsos, y especialmente no utilizar ninguna identidad personal ajena.

Descripción de los servicios y de sus alcances
(1) lalenin.cOm es una plataforma gratuita de red social y comunicación en internet, en la que los Usuarios, principalmente estudiantes de la Escuela Vocacional Lenin, pueden participar en la formación y mantenimiento de amistades que puedan establecer con otros contactos y comunicarse con ellos. Un Usuario tiene la posibilidad de inscribirse, invitar a otros conocidos o amigos a su red virtual y buscar a otras personas (Usuarios) dentro de la plataforma, cuyos perfiles figuran en una base de datos central.

(2) Los Usuarios pueden ver los perfiles de otros Usuarios y establecer contacto con ellos. En este caso rige y salvaguarda la política de los buenos usos y costumbres. Está prohibida la simulación de una identidad ajena así como distintas manifestaciones ofensivas, racistas o denigrantes.

Uso y protección de datos
(1) El Usuario se declara conforme a través de la inscripción con las siguientes normas que aparecen para la utilización de sus datos personales e información personal por lalenin.cOm

(2) lalenin.cOm almacena la información personal de sus usuarios, la cual proviene de los datos que los mismos han enviado. El Usuario se declara conforme con que sus datos personales sean almacenados electrónicamente por lalenin.cOm.

(3) La información de la página “Mi Perfil” será vista por otros usuarios. El Usuario concede para esto su consentimiento y decide por sí mismo qué información figurará en la página “Mi Perfil”. Él tiene para ello la posibilidad de establecer qué otros usuarios pueden ver en tu página “Mi Perfil” a través del marco de funcionalidades de las “Opciones”

(4) El sistema utiliza cookies para almacenar información en tu máquina. Dichos cookies no contienen ninguna información sobre tus datos.

Obligaciones y responsabilidades de lalenin.com
(1) lalenin.cOm no se hace responsable de la autenticidad del contenido de los datos de cualquier inscripción ni de los del perfil del Usuario ni del contenido generado por éste. lalenin.cOm no se hace responsable de abusos ocasionales de la información.

(2) El webmaster intentará borrar o modificar todo material ofensivo lo antes posible a pesar de la dificultad de revisar cada publicación en particular. Debe aceptar que cada publicación expresa el punto de vista y opinión de quien lo expresó y no el de lalenin.cOm (a excepción de las publicaciones propias)

Obligaciones y responsabilidades de los usuarios
(1) El Usuario es el único responsable del contenido de su inscripción y con esto de la información que pone a disposición sobre sí mismo. El Usuario se compromete a que los datos ofrecidos a lalenin.cOm corresponden con los reales y describen al usuario personalmente. Además el Usuario asegura que el uso que haga de lalenin.cOm no tendrá fines comerciales, así como tampoco utilizará los datos de terceras personas con objetivos comerciales ni de publicidad.

(2) El Usuario se compromete a tratar confidencialmente los e-mails y otros mensajes y hacerlos accesibles a terceras personas solo con el permiso expreso por escrito del remitente. Esto sirve también en lo referido a nombres, teléfonos, números de fax, datos de direcciones, de e-mails y/o otras URL.

(3) En lo sucesivo el usuario se compromete a no usar el servicio fraudulentamente, en especial:

– no divulgar de alguna forma material ilegal o información semejante. En especial en lo que afecta a contenidos pornográficos, racistas, que vayan contra grupos sociales o que sigan alguna línea de las mencionadas, así como también los que contravengan las leyes vigentes o atenten contra las buenas costumbres.

– no utilizarlo para molestar a otros usuarios, para amenazarlos o para atentar contra los derechos de terceros (incluídos los derechos personales).

– no introducir virus informáticos (software infectado) en el sistema o cualquier tipo de software u otro material que esté protegido por derechos de autor, a no ser que tenga derecho a ello o los permisos necesarios para ello.

– no usarlo de ninguna forma o modo que influya negativamente en la disponibilidad del servicio para los otros usuarios.

– no interceptar ni hacer intentos de ello, e-mails o mensajes de cualquier tipo de otros usuarios.

– no efectuar ninguna cadena de e-mails, ni sistemas de envío con efecto rebote o campañas de marketing.

– no enviar mensajes ni e-mails que tengan fines publicitarios.

Política de Privacidad de lalenin.cOm

Esta Política de Confidencialidad está diseñada para informarte acerca de nuestras prácticas relacionadas con la obtención, el uso y la divulgación de la información que puedes proporcionar a través de este sitio de Internet. Asegúratee de leer esta Política de Confidencialidad por completo antes de usar o ingresar información en este sitio. Este sitio está destinado a alumnos de la Escuela Vocacional Lenin (IPVCE Lenin) en la Habana Cuba.

Tu consentimiento
Al utilizar este sitio, aceptas los términos de esta Política de Confidencialidad. Cuando introduces información a través de este sitio, aceptas la obtención, el uso y la divulgación de esa información de acuerdo con esta Política de Confidencialidad.

Acerca de los niños
Este sitio no está destinado a niños menores de 13 años de edad. No obtendremos de forma intencionada información personal a través de este sitio de Internet de los visitantes que estén en una edad incluida en ese grupo. Sin embargo, obtendremos información acerca de los niños y bebés, a través de sus padres. Solicitamos que nuestros usuarios no provean información sobre un bebé o un niño, si no cuentan primero con el consentimiento de sus padres. Alentamos a los padres a que hablen con sus hijos acerca del uso de Internet y de la información que divulgan en los sitios de Internet.

La información que proporcionas
En algunas áreas de este sitio podría solicitársete que introduzcas información personal para que puedas beneficiarte de materiales específicos (como suscripciones a boletines, consejos/ideas, etc) o para que participes en una actividad en particular (como un encuentro o un concierto, etc). Se te indicará cuál información es obligatoria y cuál es opcional.

Obtención pasiva de información
Al navegar por nuestro sitio, podría obtenerse cierto tipo de información anónima de manera pasiva (es decir, obtenida sin que proporciones activamente dicha información) utilizando varias tecnologías, como las cookies, las etiquetas de Internet o el contador de visitantes, y la obtención de datos de navegación (archivos de registro, registros del servidor, clickstream). Tu navegador de Internet transmite automáticamente a este sitio parte de esa información anónima, como la dirección del sitio de Internet que acabas de visitar, la dirección del Protocolo de Internet (IP) y la versión actual del navegador de tu computadora. Este sitio también podría obtener información anónima de tu computadora a través de las cookies y etiquetas de Internet o los contadores de visitantes. Puedes programar tu navegador para que te notifique cuando se envía una cookie o para rechazar las cookies en general, pero ciertas funciones de este sitio podrían no funcionar sin las cookies.

Este sitio puede utilizar y combinar esa información anónima recolectada de forma pasiva para proporcionar un servicio mejor a los visitantes del sitio, adaptar el sitio en función de sus preferencias, compilar y analizar estadísticas y tendencias, o de otro modo administrar y mejorar el sitio para su beneficio. A veces podemos combinar información personal con información recolectada de forma pasiva para poder personalizar las ofertas y el sitio para nuestros usuarios (por ejemplo, la información combinada puede permitirnos recomendarte artículos o fotos basados en lo que te gustó anteriormente).

Uso y divulgación de la información
Excepto cuando se indique lo contrario, podemos usar la información obtenida a través de este sitio de Internet para mejorar el contenido de nuestro sitio, adaptar el sitio a sus preferencias, transmitirle información a los usuarios (en caso de que se haya solicitado), para propósitos de publicidad interna o para cualquier otro propósito especificado. Además, podríamos hacer uso completo de toda la información adquirida a través de este sitio que no sea información personal identificable, pero solo para fines internos del sitio como publicidad propia, etc y nunca para sitios terceros. lalenin.cOm es completamente independiente y no está afiliada a ningún otro sitio de internet.

Acceso público
Nuestro sitio también tiene áreas públicas tales como un Chat y una función donde se te pide que compartas tus comentarios con otros usuarios del sitio. Recuerda que cualquier información que compartas en esas áreas se hace pública.

Acceso, correción y eliminación
Para mantener exacta, actualizada y completa la información personal que hayas proporcionado a través de este sitio, comunícate con nosotros como se especifica más abajo y tomaremos las medidas necesarias para actualizar o corregir esa información que se encuentra en nuestras manos, o para eliminar tu información de nuestra lista de contactos.

Seguridad
Este sitio toma las medidas razonables para proteger la información personal tal como la transmites a nuestro sitio y proteger tal información de pérdida, uso inadecuado y acceso sin autorización, divulgación, alteración o destrucción. Debes tener en cuenta que ninguna transmisión de Internet es completamente segura o está libre de errores. En particular, el envío de correos electrónicos desde o hacia nuestro sitio puede no ser seguro. Enlaces a otros sitios de Internet

Este sitio puede contener enlaces o referencias a otros sitios de Internet a los que esta Política de Confidencialidad no aplique. Te exhortamos a que leas la política de confidencialidad de cada sitio de Internet que visitas.

Cómo comunicarte con nosotros
Si tienes preguntas, comentarios, solicitudes o inquietudes relacionadas con esta Política de Confidencialidad o con las prácticas de información de este sitio, o si te gustaría que se te eliminara de las comunicaciones futuras, por favor, comunícate con nosotros a través de webmaster@lalenin.com o usando nuestro Formulario de Contacto

Modificaciones a esta política de Confidencialidad
Si esta Política de Confidencialidad se modifica, la política revisada se publicará en este sitio. Favor de verificar periódicamente y, especialmente, antes de proporcionar cualquier tipo de información personal.

 

Preguntas Frecuentes

Cómo puedo publicar un artículo en lalenin.cOm?

Para publicar un artículo primero debes saber qué categoría deseas que tenga (si es una historia o anécdota, una opinión personal, una noticia…). En el menú principal en dichas categorías, al final, aparece un enlace dispuesto para la publicación.

Nota: Todos los artículos serán revisados antes de proceder a su publicación.

Para publicar ahora en la lenin.cOm, PULSA AQUÍ

Cómo puedo publicar fotos?

Para publicar una o varias fotos primero debes saber qué categoría deseas que tenga (si es de una graduación*, de un encuentro, de la escuela…). En el menú principal en dichas categorías, al final, aparece un enlace dispuesto para la publicación.

Nota: Entiéndase “Graduación” todas las fotos relacionadas con un curso específico. Puede incluir fotos de albergues, recreación, estudio, etc. Todas las imágenes serán revisadas antes de proceder a su publicación.

Para publicar fotos en la lenin.cOm, PULSA AQUÍ

Qué es "Gente de la Lenin"?

Gente de la Lenin es una sección donde queremos destacar los logros alcanzados por, tal y como dice su nombre, gente de la Lenin. Egresados de éxitos tanto empresariales como profesionales, educativos, etc.

Nos encantaría que aparecieses y para ello, PULSA AQUÍ

Cómo puedo contactar con lalenin.cOm?

Al final de la página aparece un menú llamado “SOBRE EL SITIO” donde encontrarás un enlace para contactarnos.

Si deseas enviarnos un mensaje ahora PULSA AQUÍ

Por qué no encuentro fotos de mi graduación?

Lamentablemente hemos perdido muchos datos en el antiguo servidor así como en facebook, donde nos cerraron sin previo aviso unos perfiles en los que teníamos muchos álbumes de distintas graduaciones. Esperamos la colaboración de todos y que nos envíen todas las fotos que tengan para actualizar la web.

Como agregar un Video?

Proximamente en funcionamiento.